Menú
TwitterRssFacebook
Categorías

Publicado por en 28/09/2015 el Artículos de alumnos | 0 comentarios

Perfiles con coraje: jóvenes como agentes de cambio

 Red Becas Fundación Botín

Rodolfo Eduardo Chacón Chaluisán

 

Resumen:

La toma de conciencia puede llegar de diversas maneras, de golpe, a través de la experiencia o mediante el estudio, pero debe ocurrir en pos de las grandes transformaciones. Por eso hoy es imperioso identificar a esos jóvenes que, con su talento y su coraje, se perfilan como agentes de cambio, como lo fueron los grandes líderes de la historia. A un primer nivel reivindicamos la lucha de los 43 estudiantes de la escuela Normal Rural de Ayotzinapa que desaparecieron en manos de políticos, policías y narcotraficantes el pasado 26 de septiembre de 2014 en el municipio de Iguala, estado de Guerrero, el más pobre y violento de México.

También discutimos, como un hecho esperanzador, el caso del joven gestor cultural Pedro Kumamoto que fue electo como candidato independiente al Congreso de Jalisco. A un segundo nivel destacamos que en el 2006 y 2011 los jóvenes chilenos de educación básica y de educación superior exigieron como parte de sus derechos fundamentales una educación gratuita y de calidad. Estudiamos las razones del movimiento nacional por la educación en Chile y mencionamos a cuatro exlíderes del movimiento que hoy forman parte de la Cámara de Diputados de Chile: Camila Vallejo, Karol Cariola, Giorgio Jackson y Gabriel Boric. En un tercer nivel describimos el caso de Malala Yousafzai quien con su experiencia de vida y su gran empeño está cambiando el futuro de muchas niñas que no tienen acceso a la educación y se ha convertido en símbolo de la defensa de los derechos de los niños.

Perfiles con coraje: jóvenes como agentes de cambio.

 

El cantautor cubano Silvio Rodríguez describe como nadie a los jóvenes, sus palabras dicen lo fundamental:

Toda la juventud siempre, todas las nuevas oleadas de jóvenes, las jornadas, vienen con un espíritu muy hermoso, muy idealista, muy necesitado de grandes cosas. Nadie es más altruista que un joven, entre otras cosas porque nadie tiene menos que perder que un joven. No tiene nada, nada más tiene sus ideales, sus ansias, sus deseos de libertad, sus deseos de hacer justicia, de que las cosas sean correctamente, eso sucede siempre… los jóvenes lo que más necesitan y lo que más quieren y lo que más querrían, son grandes ejemplos en que apoyar su actitud, buenos ejemplos, buenas ideas, buenas causas por las que luchar. (Por quien merece amor, 2012)

Cuando estudiamos la vida y obra de los grandes líderes de la historia como Jesús de Nazaret, Nelson Mandela, Marie Curie, Madre Teresa de Calcuta, Martin Luther King Jr., Albert Einstein o José Martí, entre otros; comprendemos que comenzaron su tarea desde muy jóvenes. Sobre Jesús de Nazaret, por ejemplo, el filósofo Schuré (1987) narra que el joven Jesús, en su primer peregrinar por la ciudadela de Jerusalén, entre otras cosas, descendió a los barrios periféricos de la ciudad baja y encontró una escena dantesca: mendigos y rostros angustiados a causa de las recientes guerras civiles y de las crucifixiones en masa a manos de los romanos. Cuando salió del suburbio para llegar a los pedregosos valles y lúgubres barrancos que rodean la ciudad, la escena se intensificó, de las cavernas salían hombres gritando y al borde de un cuerpo de agua se arrastraban los enfermos y los leprosos; los olvidados por la sociedad. Cabe subrayar que, cuando hacemos exégesis de los Evangelios y otros textos históricos, encontramos pruebas de que la conciencia mesiánica de Jesús despierta con el choque de lo exterior; con la realidad de su época. Decía Julio Cortázar que, es la suma de los actos lo que define una vida. Los problemas del ayer son básicamente los mismos de hoy.

Los 43 normalistas y Pedro Kumamoto.

 

Líderes como Abraham Lincoln, Augusto Sandino, Mahatma Gandhi y los hermanos Kennedy, entre otros, fueron asesinados por sus luchas. Pensar en ellos es recordar a los 43 estudiantes de la escuela Normal Rural de Ayotzinapa, que desaparecieron en manos de políticos, policías y narcotraficantes el pasado 26 de septiembre de 2014, en el municipio de Iguala, estado de Guerrero, el más pobre y violento de México. De acuerdo con las

autoridades mexicanas, los estudiantes fueron interceptados por integrantes de la narco- organización Guerreros Unidos cuando se movilizaban para manifestarse en ocasión del lanzamiento electoral de María de los Ángeles Pineda, postulante a la alcaldía de Iguala. Los normalistas tenían motivos para protestar porque sabían que tanto Pineda como su esposo, Juan Luis Abarca, estaban vinculados al narcotráfico y a la desaparición de ciudadanos.

Contra el matrimonio Abarca-Pineda está fijada la responsabilidad, como autores intelectuales de las muertes y las desapariciones de los estudiantes de la escuela Normal Rural de Ayotzinapa.

El panorama descrito es lo que Raúl Zibechi (2014) denominó como un Estado fallido planificado, citamos:

El Estado se ha convertido en una institución criminal donde se fusionan el narco y los políticos para controlar la sociedad. Un Estado fallido que ha sido construido en las dos últimas décadas para evitar la mayor pesadilla de las élites: una segunda revolución mexicana. (Un Estado fallido planificado, párr. 1)

En ese contexto hay que tener mucho coraje para salir a marchar. La lucha de los 43 normalistas es centenaria, una que a veces cuesta la vida. En los pasados 15 años más de 100 periodistas han sido asesinados y otros 25 están desparecidos en México. Mientras en América Latina se perpetúe la pobreza, la corrupción institucionalizada y la demanda de narcóticos por parte de Estados Unidos, de Europa y de Asia, la realidad de nuestros países no va a cambiar. Lo que sucede hoy en México, sucede o ha ocurrido en nuestros países en algún momento. Como dijo una joven guerrerense ante el pedido de Rigoberta Menchú de guardar un minuto de silencio por los 43 normalistas: “No podemos seguir pidiendo un minuto de silencio por los desaparecidos porque pedir un minuto de silencio por cada desaparecido y por cada asesinado en nuestro país, en nuestro estado, es quedarnos callados eternamente”. Es una cita universal. (Sin Embargo, 2015)

La elección como diputado del joven gestor cultural Pedro Kumamoto al Congreso de Jalisco en las pasadas elecciones en México, nos devuelve la esperanza de cambio.

Kumamoto es un joven de 25 años que acaba de ganar la diputación local de Zapopan distrito 10 del estado de Jalisco. Es el primer candidato independiente en obtener un escaño en dicho cuerpo. La prensa ha subrayado que su elección representa el cansancio ciudadano con los partidos políticos tradicionales, el PRI, el PAN y el PRD. Los ciudadanos, especialmente los jóvenes, se pueden sentir identificados con Kumamoto porque es un joven inquieto que está

comprometido con su comunidad, no tiene historial en ningún partido político y aún vive con sus padres. Su lema de campaña fue “Los muros sí caen” haciendo referencia a los muros de la corrupción, del autoritarismo y de las decisiones que se toman a puerta cerrada. En una reciente entrevista con el reconocido periodista Jorge Ramos, Kumamoto expuso lo siguiente: “…yo no estoy obsesionado con un puesto público, yo estoy aquí para recordarle a las personas que si se comprometen, que si trabajamos en conjunto, si tejemos red, podemos hacer grandes cosas”. Su enfoque es el correcto, quiere que el movimiento social que lidera sea recordado por reivindicar los derechos políticos de las personas, por lograr involucrar a más ciudadanos en la toma de decisiones públicas y transformar la política mexicana en un espacio inclusivo donde haya servidores públicos profesionales y una ciudadanía profesional exigiéndoles. En México desde la reforma político-electoral del 2012 los ciudadanos tienen derecho a postularse para un cargo público sin pertenecer a un partido político, siempre y cuando consigan los endosos correspondientes. Ante la crisis de credibilidad en los políticos, no cabe duda de que el ejemplo de Kumamoto puede inspirar a otros jóvenes y ciudadanos a postularse como candidatos independientes. (Jorge Ramos entrevista a Pedro Kumamoto)

El movimiento nacional por la educación en Chile.

 

En Chile, hasta el año 1973 la educación pública, en todos sus niveles, era mayormente financiada por el estado, pero luego la dictadura transformó el sistema educativo. En el 1981, la enseñanza básica se traspasó a las municipalidades, esto genera problemas porque un municipio que recibe mayores ingresos puede invertir más en su sistema educativo que una comuna pequeña, de ahí la desigualdad en el sistema educativo chileno. Ese mismo año se promulgó la Ley General de Universidades la cual acabó con el financiamiento de la educación superior por parte del estado conocido como arancel diferenciado; el mismo consistía en cubrir los gastos de una carrera o ayudar a los estudiantes según el ingreso familiar. Se eliminaba así la gratuidad en la educación superior. Desde entonces, los estudiantes han tenido que recurrir a la financiación mediante créditos para pagar sus estudios universitarios. Con la transición a la democracia los gobiernos no hicieron más que profundizar en las políticas neoliberales que ven la educación como un producto de consumo. La Ley Orgánica Constitucional de Enseñanza LOCE del 1990, estableció que el estado sería un mero regulador de la educación. En el 2006, los estudiantes de nivel secundario se organizaron para exigir su derogación, este movimiento es conocido como la Revolución de los Pingüinos. Ante la presión de los estudiantes, el gobierno respondió con

violencia, pero finalmente la presidenta Bachelet modificó la LOCE, pero no atendió el problema de la municipalización antes mencionado. (Chile se moviliza: Estudiantes, 2013)

Durante el 2011, se organizó en Chile el movimiento nacional por la educación, uno que no abarcó lo meramente universitario sino que unificó a los diversos colectivos sociales del país para la construcción de un nuevo sistema educativo gratuito y de calidad. Hasta aquel momento, el estado chileno financiaba menos del 25% del costo de la educación superior. El otro 75% es responsabilidad del estudiante quien accede a la financiación mediante crédito, esto provoca que los estudiantes se endeuden. Para la mayoría de los jóvenes el sistema educativo de Chile es producto de la dictadura y partiendo de esa premisa debe ser cambiado. La principal bandera de los líderes estudiantiles agrupados en la Confederación de Estudiantes de Chile era recuperar la educación pública y ponerle fin al lucro de las instituciones. Ante las multitudinarias protestas, como ocurrió en el 2006, el gobierno recurrió a la represión. Al final, los estudiantes y el gobierno llegaron a un acuerdo de que se aumentarían las becas universitarias, pero el tema a gratuidad quedó pendiente. Es mediante la lucha donde los líderes del movimiento toman conciencia de que deben entrar a disputar cuotas de poder dentro del gobierno para que sean ellos mismos los propulsores de los cambios que quieren ver en su país.

Cuatro exlíderes del movimiento nacional por la educación en Chile hoy día ocupan escaños en la Cámara de Diputados. Se trata de los jóvenes Camila Vallejo, Karol Cariola, Giorgio Jackson y Gabriel Boric. Su elección demuestra que los chilenos van perdiendo el miedo y le otorgan su confianza a quienes hoy representan a la juventud. El joven Giorgio Jackson fue elegido como diputado independiente por la comuna de Santiago y en su momento presidió la Federación de Estudiantes de la Pontificia Universidad Católica de Chile. Camila Vallejo es diputada por la comuna de La Florida y representa al Partido Comunista de Chile. Se destacó como vicepresidenta y presidenta de la Federación de Estudiantes de Chile por la Universidad de Chile. La también diputada comunista Karol Cariola presidió la Federación de Estudiantes de la Universidad de Concepción y actualmente representa a las comunas de Independencia y Recoleta. Por su parte, Gabriel Boric presidió la Federación de Estudiantes de la Universidad de Chile y representa en la Cámara a las siguientes comunas: Antártica, Cabo De Hornos, Laguna Blanca, Natales, Porvenir, Primavera, Punta Arenas, Río Verde, San Gregorio, Timaukel, Torres Del Paine. Luchar por la educación gratuita y de calidad, por un país sin corrupción, por justicia social, por respeto los derechos humanos y por una política decente, fue la fuerza y motivación del movimiento estudiantil chileno.

De Paquistán para el mundo.

 

Quién sabe cuánta lucidez ha perdido el mundo en virtud de los millones de niñas que no tuvieron acceso a la educación secundaria”. Son palabras de la joven Malala Yousafzai (2015) la adolescente paquistaní que fue baleada por el Talibán en el año 2012 por alzar su voz y defender la educación femenina en su país. Aunque había recibido constantes amenazas para acallar su voz, los talibanes nunca antes habían atacado a una niña. Debido a la presencia talibán en su pueblo de Swat ninguna mujer tenía permiso para ir al colegio, entonces le quedó claro que tenía dos opciones: mantenerse callada y morir o hablar y morir. Eligió la segunda, se armó de coraje y alzó su voz exclamando tener derecho a educarse.

Contaba con el apoyo de su padre, un hombre culto con el que tenía una relación única. Tras sufrir el atentado, Malala fue trasladada al Reino Unido para ser atendida. Se recuperó favorablemente y hace poco tiempo recuperó la audición en su oído izquierdo. (párr. 13)

Malala fue galardonada junto al activista de la India Kailash Satyarthi con el Premio Nobel de la Paz 2014, por luchar contra la opresión de los niños y los jóvenes y exigir que se garantice el derecho que tienen a educarse. En su discurso de aceptación del Nobel, Malala mencionó que todavía hay 57 millones de niños en el mundo que no han recibido educación, que no tienen acceso a la educación primaria. Malala acaba de cumplir 18 años y lo celebró inaugurando una escuela para niñas refugiadas por el conflicto interno en Siria. Actualmente se encuentra estudiando y colaborando con el Fondo Malala, una organización sin fines de lucro que se enfoca en apoyar proyectos locales de educación e iniciativas mundiales que promueven la educación secundaria de las niñas en seis países. Para Malala, la educación secundaria es la que permite a las niñas volar.

Como éstas, hay muchas otras historias de jóvenes con coraje y determinación que luchan para transformar realidades. Jóvenes que asumen responsabilidades y ganan credibilidad para garantizar que adelantan luchas necesarias y predican con el ejemplo para alcanzar la meta de un mundo mejor.

Referencias

Chile se Moviliza: Estudiantes. (2013, March 18). YouTube

Jorge Ramos entrevista a Pedro Kumamoto (2015, July 6). From https://www.youtube.com/watch?v=1Hvw4amUMIE

Pedir un minuto de silencio por desaparecidos es callar eternamente: Joven a Rigoberta Menchú. (2015, May 29). http://www.sinembargo.mx/29-05-2015/1360382

Por quien merece amor [Motion picture]. (2012). Cuba. YouTube

Schuré, É. (1987). María. Primera evolución de Jesús. Los grandes iniciados (p. 221). Buenos Aires: Ediciones Lidiun.

Yousafzai, M. (2015, March 15). El coraje de ir a la escuela. http://elpais.com/elpais/2015/03/13/opinion/1426270276_190833.html

Publicar una respuesta