Menú
TwitterRssFacebook
Categorías

Publicado por en 11/04/2014 el Testimonios | 1 comentario

Una vida sin barreras en Cuenca

Por Paul Jarrin y Fernando Apan.

 

Estamos aquí, paso a paso compartiendo anécdotas, inspiraciones y sueños, nuestro rol en el camino es aportar con acciones y mensajes cargados de actitud positiva y liderazgo para que todos los miembros de la humanidad  alcancen sus metas.

Fernando y yo, nos conocimos en Brown University, gracias a las Becas Botin, aunque él no me había visto aún, yo ya sabía que seríamos amigos para toda la vida.  Entre un vuelo de Boston a Madrid conversamos sobre las fronteras y los mares, de lo grande y bella que es la vida, y de lo mejor que sería todo, si cada ser humano escuchara a su llamado interior, y trabajara con un espíritu de contribución y servicio, sin olvidar cumplir sus metas individuales, como personas de bien en la sociedad.

Con este maravilloso amigo, con el que vivimos inimaginables experiencias en el programa para el fortalecimiento de la función pública en Latinoamérica de la fundación Botín, donde compartimos desde la reflexión más profunda de nuestras vidas en el camino de Santiago, hasta una noche de copas en la ciudad universitaria de Salamanca. Tuvimos la oportunidad de volvernos a encontrar por motivo del primer TEDxCuenca este pasado viernes 4 de abril del 2014, evento que organizamos con la dirección de Fabián Bermeo, más de 30 voluntarios de la ciudad de Cuenca, a quienes  nos unió el ideal de compartir “Ideas dignas de ser difundidas” de la mano de extraordinarias historias de vida que no pueden dejarse de contar.

Cuando Paúl me manifestó su deseo de participar en el primer evento TEDxCuenca, me pareció una magnífica idea, ya que además de compartir mentalidades en otro país de Latinoamérica, volveríamos a vernos y tendríamos la posibilidad de trabajar en nuevos proyectos, y continuar juntos este camino del fortalecimiento del liderazgo.

La charla en TEDx fue todo un éxito, sinteticé en menos de 20 minutos, el significado de la vida desde mi perspectiva, y utilizando la música como medio de transformación, dí ejemplos de colores, cambios de estados de ánimo, actitudes, creatividad, y todo lo que musica nos puedes hacer sentir cuando le abrimos la puerta del corazón para dejarla entrar. Al final hice una improvisación que surgió de los momentos vividos en Cuenca hasta entonces.

Fernando y Paul

Fernando en su charla en el TEDxCuenca tocaba el piano con absoluta libertad, sus movimientos delicados, dulces y fuertes, conmovieron al público presente, los ojos de los cientos de participantes del evento, brillaban al sentir la pasión con la que Fernando se enfrenta a la vida, su mensaje de que en el mundo no existen barreras ni límites, llenó de esperanza a las personas que se entusiasmaban al ver, sentir y escuchar a un joven mexicano que desde su piano y su historia de vida como no vidente de nacimiento, jamás se había dejado vencer por un obstáculo, al contrario, de los obstáculos forjó sus retos.

Siempre he considerado que en esta vida, lo más importante para vivir feliz, es tener la capacidad de enfrentarnos a ella todos los días, con optimismo e ilusión, cuando se pierde la pasión por la vida se ha perdido todo, y no hay mayor discapacidad que la del intelecto. Reafirmé mi concepto de que en la vida no hay obstáculos, sólo hay retos y sueños por alcanzar. Un obstáculo es la incapacidad del hombre de vencer sus retos. 

Junto a Fernando, durante siete días en Ecuador, hemos compartido 9 charlas y 2 entrevistas, con diferentes instituciones y personas como: la fundación Amigos de las Américas, la Red de Consejos Estudiantiles del Azuay, la Asociación de no videntes de la provincia del Azuay,  la empresa TECNOCELL, Súper 9.49, WRadio 90.1 entre otras. Y en cada lugar el mensaje se fortalecía, y nuestro sueño de invitar a las personas a mirar con los ojos del corazón, aunque sea a una parte muy pequeña de la humanidad, lo estábamos cumpliendo.

1 Comentario

  1. Excelente artículo mis queridos Paul y Fernando. Seguro fue inolvidable esa experiencia Tedx. Un abrazo, desde Bogotá, Colombia.

Publicar una respuesta